GARCIDEN colabora con la iniciativa ‘Escuelas para África’ de UNICEF

108
Daniel Moukouelle, a 9 years old boy in his class in the by UNICEF supported public inclusive school Founangué, in Maroua, in the Far North of Cameroon.Due to the pandemic his school was closed for a few months.Daniel received today a new backpack. The boy says: “I was bored when the school was closed, and I missed my friends. I realize how much I like school and studying at home is not my thing. I love mathematic. My dream is to become a police officer.”We are facing a global education crisis due to COVID-19. Schools for 168 million students have been closed for almost a year due to the pandemic. These children can’t go another day out of the classroom.For every child education.

GARCIDEN sigue colaborando con UNICEF en sus distintos proyectos humanitarios a través del programa Pymes Amigas.

Hace unos días, la organización publicó el informe anual 2021 de su Programa de Educación en Guinea-Bisáu. La iniciativa ‘Escuelas para África’ se creó en 2004 en Sudáfrica con la colaboración del Instituto Nelson Mandela, la Fundación Peter Krämer y UNICEF para conseguir que el derecho a la educación sea una realidad para la infancia en el África Subsahariana.

Desde entonces, gracias a la colaboración de multitud de empresas y entre ellas GARCIDEN, más de 30 millones de niños y niñas se han beneficiado de esta iniciativa, pero todavía, más de la mitad de los 63 millones de niños y niñas que no asisten a la escuela en edad escolar primaria en todo el mundo, están en África Subsahariana.

Actualmente, esta iniciativa está apoyando los programas de educación que UNICEF está desarrollando en 21 países del África Subsahariana: Chad, Costa de Marfil, Congo, Etiopía, Guinea-Bisáu, Liberia, Madagascar, Malawi, Mauritania, Mozambique, Somalia, Kenia, Randa, Burundi, Tanzania, Uganda, Sudáfrica, Bostwana, Lesotho, Namibia y Zuazilandia.

UNICEF ha escogido Guinea Bissau, porque su economía es frágil y está basada en la agricultura y pesca. El desarrollo de la zona se ve restringido por la limitada inversión del sector público y la inadecuada capacidad para utilizar eficazmente los recursos nacionales y extranjeros. La desnutrición, el difícil acceso al agua potable y la falta de higiene son solo algunos de los problemas que más se acentúan en este país.

El logro del acceso universal a la educación básica sigue representando un gran desafío para Guinea-Bisáu. El sistema educativo de este país sigue padeciendo una baja calidad en todos los niveles educativos. Solo una cuarta parte de las escuelas primarias tienen presupuesto para el ciclo completo de primaria. Además, el profesorado en Guinea-Bisáu tiene pocas competencias para le enseñanza, con poca formación o formación pedagógica no formal, un currículum inadecuado y falta de gobernanza y motivación.

El país sufrió un conflicto armado entre 1998 y 1999 e inestabilidad política que culminó con el golpe de estado del 12 de abril de 2012, que continúa afectando actualmente a la pobreza infantil, a pesar de los esfuerzos internacionales para llegar a un acuerdo entre las partes del conflicto. Esta crisis de país ha tenido impacto negativo en el sector educativo.

El modelo de Escuelas Amigas de la Infancia, desarrollado por UNICEF, responde al reto de transformar las escuelas. El enfoque de este modelo tiene como objetivo mejorar la calidad de la educación impartida en las escuelas de infantil, primaria y secundaria, y asegurar la asistencia y permanencia de los niños y niñas al sistema educativo a través de la creación de escuelas con infraestructuras adecuadas y equipadas con materiales educativos de calidad.

Objetivo de UNICEF en 2022-2026

UNICEF está trabajando de manera estrecha con el gobierno de Guinea-Bisáu con el objetivo de reforzar su sistema educativo a través de una educación de calidad y una mejor planificación y gestión de los recursos para lograr la matriculación, la permanencia y aprendizaje de las niñas y niños en las escuelas. UNICEF seguirá apoyando la ampliación de la asistencia a la escuela, con el objetivo de aumentar la tasa neta de participación en la enseñanza primaria hasta el 78% tanto para las niñas como para los niños.

En la actualidad, UNICEF está trabajando para conseguir aumentar la tasa de finalización de un ciclo completo de educación primaria de calidad. La implementación de estas actividades ha permitido la consecución de grandes resultados para la infancia del país. Hay que recordar que UNICEF es líder nacional en derechos de la infancia y desarrollo educativo en Guinea-Bisáu y trabaja en asociación con el gobierno para seguir contribuyendo en la mejora de la calidad de la educación en el país.